Rentabiliza tus RRSS: El Dropshipping como alternativa a Google Adsense

Desde la Agencia de Marketing Digital, especializada en Posicionamiento Web (Posicionamiento SEO) establecemos dos maneras para rentabilizar tus redes sociales, blog o web.

Gracias a Internet se ha abierto una puerta a particulares para que estos puedan obtener un sobresueldo e incluso una alternativa a su trabajo convencional.

Si dispones unos perfiles de redes sociales bastante activas (¡Miles de seguidores te siguen!) o cuentas con un blog de recetas, viajes… o dispones de una página web con múltiples visitas… ¡Es el momento de ganar dinero con ello!

¿Cómo rentabilizar tu tiempo y dedicación en las redes sociales o en tu blog?

Si dispones de perfiles sociales muy activos y con muchos seguidores, tu principal objetivo es dirigir todos tus seguidores a tu blog o sitio web. Las redes sociales, juntamente con el posicionamiento Web, son las herramientas más potentes para dirigir trafico a tu web. ¡Convierte tus visitas en dinero!

¿Por qué dirigir el tráfico de las redes sociales a tu web?

Porque es en tu web donde podrás establecer una de las dos principales herramientas de rentabilización: Dropsippinng y Adsense.

¿Cómo dirigir los seguidores de tus perfiles de Facebook y Twitter a tu web o blog?

Lo primero que deberemos de conseguir, es desarrollar contenidos propios, contenidos que estén publicados en nuestra web particular, para anunciar esos contenidos en los perfiles de las redes sociales, obteniendo así trafico web.

¡Ahora toca ganar dinero!

Si decidimos apostar por google Adsense estaremos destinando espacios de publicidad de nuestra web a google, para que el buscador pueda introducir publicidad de sus anunciantes. Con google Adsense nos olvidamos de la gestión, simplemente nos centraremos a generar tráfico web y google nos ira recompensando.

adsense

 

Si quieres hacer números, tienes de calcular un ingreso de 3€/5$ por cada 1.000 visitas.

Si apuestas por Dropshipping, consistirá en adquirir una tienda, generalmente mediante Prestashop, donde venderás productos de terceros, olvidándote de la logística y centrándote únicamente en obtener tráfico web y en elegir los productos a la venta que más se adapten a tus contenidos o a tus perspectivas económicas.