El Color de tu marca, puede determinar tu éxito empresarial

Cuando nos encargan una imagen corporativa, un logo o sus aplicaciones, debemos de tomar nuestras decisiones partiendo de una dualidad entre racionalidad y creatividad, 50/50.

Una decisión con una base creativa, que sera lo que nos diferencie de la competencia y nos haga únicos, pero igual de importante es la aplicación racional, es decir, porque el logotipo debe ser de una manera o de otra…

Uno de los factores que tenemos de tener en cuenta a la hora de tomar este tipo de decisiones, es el “color”… Dependiendo de los colores con los que se componga nuestro logotipo, transmitiremos unos sentimientos o otros, a nuestros consumidores y potenciales consumidores.

 

El color de la marca

El color de la marca

 

 

A continuación describiremos que sentimientos provoca cada uno de los diferentes colores de la gama cromática aplicados a la publicidad:

 

Color Azul: Muestra seguridad, pero no es nada agresivo. Objetivos: CONFIANZA EN EL CONSUMIDOR, GARANTIA DE CALIDAD. Ejemplos:  Facebook, Vimeo, Skype u Oreo…

Color Rojo: El rojo, el color de la sangre, es un color que desata emociones fuertes, es el más impactante dentro de la gama cromática y evoca pasión. DIFERENCIACIÓN RESPECTO A LA COMPETENCIA, NO DEJA INDIFERENTE AL CONSUMIDOR, ¡AQUÍ ESTOY YO! Ejemplos: McDonald’s, Kellog’s, Lay’s, Youtube, CNN, Coca-Cola, Lego…

Color Verde: Es el color con el que representamos naturaleza, y lo podemos usar para marcas que necesiten reforzar su linea con naturalidad, racionalidad, serenidad, relajación… REMARCA LA NECESIDAD DE LA MARCA, SENCILLEZ, SABER ESTAR, SALUDABLE… Ejemplos: Land Rover, Escoda, starbucks…

Amarillo: Es el color que más molesto que le es a la vista, dificil de aplicar, pero a la vez muy llamativo. NOVEDAD, MARCA ESPECIAL, MARCA LLAMATIVA… Ejemplos: Ikea, National Geographic o Hertz